Aprende a regar bien tus plantas suculentas

¿Sabes cuánta agua necesitan tus plantas suculentas? ¿Cada cuanto tiempo hay que hacerlo? Hoy voy a explicarte cómo y con qué frecuencia debes regar para que crezcan sanas y bonitas.


Si quieres una respuesta rápida y general aquí la tienes:

Riega tus plantas suculentas cuando el sustrato esté completamente seco, empapando completamente el sustrato. Después deja que escurra todo el agua sobrante y no vuelvas a regar hasta que la tierra se haya secado por completo.

Pero como toda regla, tiene su excepción y sus pormenores. Si quieres conocer más detalles para regar bien y con seguridad tus plantas, te recomiendo seguir leyendo. Después de matar unas cuantas suculentas a lo largo de los años (por exceso o por defecto de agua), al final he descubierto el método correcto para mantener mis plantas sanas. No es ningún secreto, ni tampoco un misterio. Puedes aprenderlo por tu cuenta a base de mucho experimentar, o hacerlo partiendo de una buena base con lo que yo te cuento aquí.

Para comenzar: imagina estas plantas en su hábitat natural, generalmente zonas desérticas donde llueve poco y cuando lo hace, es de manera torrencial. Las plantas tienen que aprovechar y absorber todo el agua que pueden, cargando sus hojas de agua para afrontar el largo periodo de sequía que suele sucederse después.

Nosotros regaremos imitando a la naturaleza: inundando la maceta de agua al regar, como si cayera sobre ella una lluvia contundente. Después, esperaremos a que la tierra esté completamente seca antes de volver a hacerlo. Yo a esto lo llamo el método de "inundación y sequía".

Reglas esenciales en el riego las plantas suculentas

El exceso de agua es perjudicial para todas las plantas porque puede dañar sus tejidos de diversas formas y provocar la pudrición de las raíces, las hojas o todas sus partes. Por ese motivo insisto mucho en que después de echar una buena cantidad de agua en la maceta, debemos dejar que el agua sobrante escurra por completo. Esto me lleva a hablar de la primera regla.

1. Usar una maceta con agujero de drenaje

Aunque las plantas pueden vivir en recipientes sin orificios de drenaje, mantenerlas vivas y bonitas nos va costar mucho más esfuerzo. Seguro que habrás visto preciosas composiciones de suculentas en recipientes de cristal sin agujeros. Son muy decorativos, pero muy difíciles de regar. Nunca sabe uno si ha echado la cantidad de agua justa para hidratar las plantas sin pasarse. Para comenzar, mi consejo es utilizar contenedores con agujeros, existen macetas de cerámica o incluso de plástico realmente bonitas.

El agua debe salir rápido y nunca quedar almacenada en la maceta. Para esto también juega un papel muy importante el tipo de sustrato. Hay sustratos especiales para suculentas, son mezclas arenosas con gran porosidad y capacidad de ventilación que ayudan a cumplir la siguiente regla.

2. Utilizar un sustrato que drene correctamente

El suelo adecuado es parte del éxito del riego. Las raíces de las suculentas no deben permanecer encharcadas mucho tiempo por lo que además de utilizar una maceta que drene bien, debemos usar un sustrato que también drene. Los puedes encontrar ya preparados en los gardens, pero también los puedes fabricar en casa. No es nada complicado y te lo cuento en este post con todo lujo de detalles.

3. Nunca regar pulverizando agua sobre las suculentas

He escuchado en alguna ocasión que hay quien utiliza un spray para regar las suculentas..., ¡no! Si ya os he dicho que a las suculentas les gusta recibir una "lluvia torrencial" de vez en cuando, ¿de qué les va a servir una nebulosa de agua? El pulverizador lo reservamos para cuando vayamos a reproducirlas, nada más. De eso ya os hablaré en otra entrada.

Para regar las suculentas en macetas pequeñas yo utilizo esta pequeña regadera, ¡funciona genial! Pero no es la única, existen muchos modelos, lo importante es que sea acorde al tamaño de los contenedores. En el exterior utilizo otra regadera más grande y la manguera.

¿Cada cuánto tiempo debo regar las plantas suculentas?

No es fácil decir cada cuantos días se deben regar las plantas. Dar un número es imposible porque eso depende de cada caso. La regla general es hacerles pasar cierta sequía y entonces regar. Una vez hayas comprobado que el sustrato se ha secado por completo, deja pasar un par de días más, y entonces riega. No les va a pasar nada, te digo dos y podrían ser incluso más. 

Durante este tiempo de sequía es cuando las suculentas desarrollan su sistema radicular. Unas raíces gruesas y bien establecidas es fundamental para que la planta se desarrolle, con ellas podrá absorber más agua cuando llegue la "inundación".

¿Cómo debe ser el riego de las suculentas?

"Inundación" es la palabra clave. Una lluvia suave o una pulverización que solo humedezca el suelo, no estimula un crecimiento sano de la raíz. En lugar de formar una estructura correcta de raíces grandes y gruesas que crecen en profundidad, la planta genera numerosas raicillas superficiales, delgadas y débiles.

¿Cada cuántos días riego mis plantas?

Como regla general yo recomendaría empezar regando una vez a la semana y observar. Si vives en un clima seco, es probable que tengas que regar más a menudo; pero si el clima es húmedo, quizás tengas que espaciar los riegos. Yo riego mis plantas de interior una vez a la semana en verano y algo menos (cada dos, aprox.) en invierno.

La frecuencia también depende de si la planta está al exterior o dentro de casa. Una planta en maceta al exterior generalmente se seca antes que en el interior. Yo suelo regar las macetas de la terraza cada tres o cuatro días en verano mientras que en invierno, como hay mucha humedad, basta con un riego al mes.

El tamaño es otro factor determinante. Una maceta grande retiene más tiempo la humedad que una pequeña.

Si hablamos de suculentas plantadas en el suelo, la cosa cambia. El suelo se mantiene más fresco que las macetas y no se seca tan rápido. Las suculentas de mi jardín, como este Agave attenuata que ya está bien establecido, pueden pasar meses sin nada de agua.

El riego de los esquejes de hoja

Los esquejes de hoja de las plantas suculentas no se riegan igual que las plantas. Me refiero a la hoja que posamos sobre la tierra con intención de generar una nueva planta. Estas hojas no absorben el agua de la tierra (no tienen raíces), sino del aire de alrededor, por lo que lo ideal es rociar el suelo entorno a la hoja. También se deben regar con mayor frecuencia para evitar que el sustrato se seque en exceso. Observa los esquejes y pulveriza agua cuando veas que la superficie comienza a secarse.

Espero que estos consejos te sean útiles para que sepas cómo regar tus plantas, pero si te queda alguna duda puedes preguntar en los comentarios.

Comentarios

Entradas populares