Suculentas que pueden ser peligrosas

Si eres de los que evitas tener plantas potencialmente tóxicas en casa, con las suculentas no vas a tener problemas. Existen algunos géneros que contienen sustancias dañinas, pero son muy pocas. Hoy te hablamos de los únicos tres que nosotras conocemos.


Muchas de las plantas que cultivamos pueden contener principios activos potencialmente tóxicos para las personas o los animales. Conocerlas es aconsejable para evitar problemas, especialmente cuando los niños juegan en el jardín. A muchos peques les gusta jugar con las plantas y aveces se llevan a la boca hojas, flores o bayas cuando juegan.

Hay quien evita plantar especies que tengan cualquier riesgo de toxicidad, aunque lo más conveniente es explicar a los niños que las plantas no son juguetes, ni siempre alimentos.

Pocas suculentas son realmente tóxicas, pero las hay 

Por lo que he podido averiguar, la mayoría de las suculentas no suponen una riesgo para los seres humanos. Algunas pueden ser peligrosas para los animales pero en general, las suculentas son bastante seguras en lo que se refiere a la toxicidad. Las espinas de los cactus y hojas pinchantes de algunas son, sin duda, la parte más peligrosa de las plantas suculentas.

Aún así, si un niño ingiere parte de una planta y no conoces sus riesgos siempre es recomendable consultar con el médico, aunque solo sea con una llamada telefónica al centro de salud.

Casi todos los animales son suficientemente inteligentes para evitar las plantas que les puedan hacer enfermar, pero aún así podría ser que tu mascota se comiera alguna hoja o parte de una planta.

Tanto por los niños como por los animales que viven en casa, es conveniente que conozcas las propiedades de las plantas que cultivas para conocer cualquier peligro potencial.

Euphorbias


Los miembros del género Euphorbia contienen una savia acre y lechosa, el látex (del que proviene el nombre vernáculo "lechetrezna"), que cuenta entre sus componentes ésteres cáusticos e irritantes para la piel. En contacto con las mucosas de ojos, nariz y boca, pueden producir inflamaciones bastante dolorosas.

Para evitar erupciones, lo aconsejable es utilizar guantes para manipular las Euphorbias y evitar la ingestión de cualquiera de sus partes.

Kalanchoes


Si bien no son peligrosos para las personas, muchos Kalanchoes pueden serlo para los animales. Si tu mascota ingiere una hoja de Kalanchoe puede que caiga enferma, pero no te preocupes en exceso porque raramente son letales.

A excepción de Euphorbias y Kalanchoes no conozco otro tipo de suculentas que entrañen peligros de toxicidad. Sin embargo, quiero hacer incapié en el peligro que entrañan las suculentas con espinas y hojas afiladas para los niños y animales.

Cuidado con las hojas afiladas y las espinas


Las hojas duras y con forma de aguja de algunos Agaves y Yucas pueden ser realmente dañinas, de hecho yo estas plantas sí que las evité durante el tiempo en que mis hijos eran pequeños. En una ocasión tuve que ir con el pequeño a urgencias con una herida sangrando por haberse clavado una rama en el cuello, gracias a Dios todo quedó en un susto.


Pero también los cactus con pequeñas espinas pueden ser temibles. Basta un leve roce y se te clavan un montón de diminutas púas en la mano. La irritación y el picor pueden durar varios días.

Por fortuna, las suculentas son plantas bastante seguras en general pero aún así, investiga un poco para conocer qué tipo de suculentas tienes en casa por si representan una amenaza para alguno de tus seres queridos.

Comentarios

Entradas populares